Inicio » Blog » Consejos para evitar los golpes de calor en niños

Consejos para evitar los golpes de calor en niños

Con la llegada del verano y el buen tiempo, aparecen los golpes de calor en niños, algo que debemos evitar a toda costa, y para ello, sólo hay que seguir unos sencillos consejos que te damos a continuación. 

Las precauciones con el agua y el sol en verano son fundamentales para cuidar la salud de los peques. Y es que, no sólo su piel es más vulnerable que la de los adultos, sino que ellos mismos pueden no darse cuenta de que están sufriendo un golpe de calor.

Lo primero de todo es conocer en qué consiste un golpe de calor. Se produce cuando el cuerpo no es capaz de eliminar el calor por su propio sistema de refrigeración. Y es que, cuando la temperatura es elevada, o estamos expuestos al sol mucho tiempo, corremos el riesgo de deshidratarnos al perder líquidos corporales, con más razón los niños.

Estas son las tres formas más habituales de que los niños sufran un golpe de calor:

  1. Porque el calor corporal es excesivo
  2. Porque la temperatura ambiental es muy elevada
  3. La forma de eliminar el calor automáticamente no es la adecuada

Normalmente, se produce una mezcla de estas tres causas, y la forma de presentarse es bajo una insolación. Por ello, es muy importante seguir ciertas recomendaciones, porque no podemos olvidar que tanto los niños como los mayores son dos grupos de riesgo en condiciones extremas.

Para evitar esos golpes de calor en bebés y niños, te sugerimos lo siguiente:

  • Hidratarse correctamente. No sólo a base de beber agua, sino comiendo frutas, hortalizas y verduras frescas o cocidas. También se les puede dar zumo natural, y nunca debemos esperar a que tengan sed, sino que debemos ofrecerles bebida durante todo el día.
  • Evitar que los niños realicen ejercicio físico en las horas centrales del día. Si salimos a la calle con ellos, sobre todo cuando se trata de bebés, deberemos reposar en la sombra con el fin de no acumular demasiado calor.
  • En casa, debemos evitar el calor cerrando ventanas y bajando persianas. Al mismo tiempo, tener la casa ventilada es crucial, y para ello procuraremos abrir por la noche, cuando la temperatura ambiental es más baja.
  • Mantenerlos frescos. Debemos intentar que lleven ropa fresca y transpirable, que se bañen en las piscinas (evitando el contraste brusco de las temperaturas), poner ventiladores en casa o aire acondicionado a temperaturas suaves.
  • Protección al sol. Siempre que se exponga a los niños al sol, debemos aplicarles un factor de protección alto, cubrir su cabeza con gorros y proteger sus ojos con gafas de sol. Alternar los tiempos de sol con sombra es lo más adecuado, y por supuesto, nunca dejarles jugar al sol en las horas centrales del día.
  • Vigilancia siempre. Los niños y bebés siempre deben estar vigilados, ya que ellos no son conscientes del peligro. Si te es imposible pasar todo el tiempo con ellos, puedes acudir a una empresa de ayuda a domicilio. En mSoluciona disponemos de profesionales que te ayudarán en lo que necesites.

Si sigues estos consejos para evitar los golpes de calor, evitarás sustos innecesarios y estarás velando por la salud de los peques.

También te puede interesar: La mitad de las víctimas por ahogamiento son personas mayores.

Por | 2016-08-02T11:54:30+02:00 agosto 2nd, 2016|Cuidado de niños, Particulares|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario