Inicio » Blog » Astenia primaveral: ¿en qué consiste?

Astenia primaveral: ¿en qué consiste?

La astenia primaveral es un trastorno que significa cansancio. Se suele dar en el paso del invierno a la primavera y no es una enfermedad, sino un síntoma que trae consigo fatiga, apatía, desmotivación o cambio de humor con el cambio de estación. 

Hoy por hoy, todavía existen discrepancias entre los profesionales médicos sobre si es necesario o no un tratamiento. Lo que sí es cierto es que muchas personas experimentan cambios en esta época del año en la que se pueden alterar nuestros ritmos biológicos.

Causas de la Astenia primaveral

Son muchas y muy diversas, pero hay un factor principal, la persona que la sufre. Es por ello que los síntomas pueden variar de un individuo a otro. A continuación, te mostramos las más comunes:

  • Más horas de luz. Aunque a priori, se podría traducir en más vivacidad para el organismo, aquí entra en juego la melatonina, la hormona que regula el sueño. El problema es que se altera la segregación de dicha hormona y, por tanto, puede ser complicado adaptarse al nuevo horario, sobre todo cuando hablamos de personas mayores y niños.
  • El cambio de hora. Como cada año, cuando llega la primavera (concretamente el último fin de semana de marzo), se produce el cambio de hora, y a las 2:00h pasan a ser las 3:00h. Una hora puede parecer insignificante, pero el organismo lo nota al tener que adaptarse a las nuevas horas de luz.
  • Otras, como las condiciones ambientales, con más luz y diferente presión atmosférica, así como practicar diferentes rutinas inducidas por el cambio de hora, puede conllevar a que nuestro cuerpo disminuya su producción de endorfinas, las hormonas encargadas del bienestar.

Síntomas de la Astenia primaveral

Este trastorno trae consigo unos síntomas comunes y frecuentes en las personas que sufren astenia primaveral.  Toma nota:

  • Cansancio generalizado y falta de energía para llevar a cabo tareas cotidianas
  • Dificultad para conciliar el sueño (no confundir con insomnio)
  • Somnolencia durante el día
  • Irritabilidad y cambios de humor
  • Disminución del apetito y deseo sexual
  • Dificultades de concentración

Sin embargo, no deberíamos alarmarnos, ya que suelen durar una o dos semanas, el tiempo que tarda el organismo en adaptarse al nuevo horario.

Consejos para superar la Astenia primaveral

Si bien es cierto que no hay un tratamiento para este trastorno que se pasa con el paso de los días, sí que hay unos consejos que vienen muy bien y que te enumeramos a continuación.

  1. Horarios regulares. Lo ideal sería que llevaras unos horarios más o menos fijos a la hora de las comidas o de acostarte, con el fin de que tu organismo se acostumbre poco a poco.
  2. Buena hidratación. Es esencial que estés bien hidratado, ya que es bueno para la salud y evita dolores de cabeza. Y tú, ¿sabes hidratarte correctamente?
  3. No a la automedicación. Eso, como en cualquier otro caso, siempre debemos evitarlo porque podría empeorar nuestro estado.
  4. Ejercicio regular y moderado. Mejora el estado de ánimo de la persona y además estimula la producción de endorfinas.

Como ves, la astenia primaveral es un trastorno que se pasa en cuestión de días. Sin embargo, con estos consejos, seguro que la superas sin problemas.

Por | 2016-03-29T17:45:55+01:00 marzo 29th, 2016|Cuidado de enfermos, Particulares|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario